Post Detail

junio 24, 2024 en Artículos

La Experiencia del Empleado: Clave para el Éxito Organizacional

El mundo empresarial actual se caracteriza por una competencia feroz y una rápida evolución tecnológica. En este contexto, la experiencia del empleado (Employee Experience) se ha convertido en un factor crítico para el éxito de las organizaciones. La forma en que las empresas gestionan y mejoran esta experiencia puede tener un impacto significativo en su rendimiento y sostenibilidad a largo plazo. En este artículo, quiero compartir contigo las áreas clave que afectan la experiencia del empleado, en qué deben enfocarse las organizaciones y cómo esto impacta en su desarrollo y resultados.

Esto es muy sencillo… recuerda que todo lo que hacemos se trata de personas, ahí radican los resultados que buscamos. Así que te cuento de forma ordenada cómo podemos acercarnos a este desafío de manera efectiva.

1. Cultura Organizacional

La cultura organizacional es la columna vertebral de la experiencia del empleado. Una cultura positiva y alineada con los valores y objetivos de la empresa fomenta un ambiente de trabajo saludable y motivador. Según un estudio de Deloitte, las empresas con culturas fuertes y coherentes son 1.5 veces más propensas a crecer un 15% o más al año.

Recuerdo que el año 2018 tuve la oportunidad de participar del evento «Inbound» organizado por HubSpot en la ciudad de Boston, y ahí conocí el «manual de cocina» que tenían para crear una cultura clara, alineada y que permita construir equipos que logran resultados. Si quieres verlo, te lo comparto en este enlace. Es una joya que puede ayudar mucho a los equipos de recursos humanos y desarrollo organizacional.

2. Ambiente de Trabajo

El ambiente físico y emocional en el que los empleados trabajan influye directamente en su bienestar y productividad, aunque esto lo sabemos no siempre se aplica en nuestras instituciones, y el efecto puede ser enorme. De hecho, un estudio de la Universidad de Harvard encontró que mejorar la calidad del ambiente de trabajo puede aumentar la productividad en un 5-10%.

Recuerdo a un cliente con el que trabajé por años, me refiero a ENGIE. Me tocó ver cuando transformaron su política de infraestructura a espacios abiertos y colaborativos. Aunque no fue sencillo, porque una cosa es cambiar el espacio y otra muy diferente es la cultura existente, acostumbrada a que tener puerta y un espacio privado era sinónimo de jerarquía y posición, lo cierto es que comenzaron a construir relaciones más horizontales que facilitaban la comunicación y las coordinaciones, mejorando los resultados. Aunque es cierto, que luego tuvieron que diseñar espacios para las conversaciones privadas, que también son necesarias.

3. Desarrollo y Crecimiento Profesional

Otra de las cosas que parecen obvias, pero no por eso se ponen en el centro de la estrategia, es que los empleados buscan oportunidades para crecer y desarrollarse dentro de sus organizaciones. Según LinkedIn, el 94% de los empleados se quedaría más tiempo en una empresa que invierte en su desarrollo profesional.

Una experiencia personal ilustra esto: trabajé con una multinacional del retail, específicamente con Walmart que implementó un programa de mentoría y me pidieron que liderara su implementación. Un ingeniero con más de 20 años en la empresa comentó cómo la experiencia no solo ayudaba a los nuevos empleados, sino que le daba un nuevo sentido y propósito a su carrera. Esto muestra que no solo es ofrecer oportunidades de crecimiento a quienes tienen muchos años laborales por delante, sino que también a quienes han entregado muchos años y el horizonte les pide sentir nuevos desafíos e ilusiones.

4. Reconocimiento y Recompensas

El reconocimiento y la recompensa son fundamentales para motivar a los empleados y aumentar su compromiso, y la mayoría de las veces NO CUESTA NADA. En esta misma línea, un estudio de Gallup muestra que las empresas con programas efectivos de reconocimiento tienen un 31% menos de rotación de empleados.

Recuerdo una vez en Chile, acompañé a un equipo de recursos humanos a implementar un sistema de reconocimiento basado en puntos que los empleados podían canjear por experiencias. Los resultados fueron inmediatos: el ambiente de trabajo mejoró y la rotación de empleados disminuyó, cuando se midió el programa 18 meses después.

5. Tecnología y Herramientas

El uso de tecnología adecuada es esencial para facilitar el trabajo diario y mejorar la eficiencia. Según un informe de PwC, el 90% de los empleados consideran que la tecnología en el lugar de trabajo impacta significativamente en su satisfacción laboral.

Para maximizar este impacto, las organizaciones deben implementar herramientas de colaboración y automatización de tareas que permitan a los empleados centrarse en actividades de mayor valor. Para eso, la integración de herramientas tecnológicas puede simplificar la vida de los colaboradores y de las áreas de recursos humanos, pero por favor colegas, antes de implementar asegúrense que están resolviendo un problema real y no solo siguiendo la última moda.

La Importancia del Significado y la Emoción

Más allá de las estructuras y sistemas, gestionar el «significado» y la «emoción» de los colaboradores es vital. Comprender profundamente la psicología de las personas, sus motivaciones y emociones, es esencial para crear un ambiente de trabajo donde los empleados se sientan verdaderamente valorados y comprendidos.

En este sentido, herramientas como las que ofrece Innzpira y HRX Talent juegan un papel crucial. INNZPIRA desarrolla soluciones de perfilamiento, con psicología predictiva, que puedes instalar en un sistema de gestión, ya sea ATS, PowerBI, SAP o similar, midiendo en tiempo real información clave, para tomar decisiones efectivas. Por su parte, HRX Talent utiliza avanzadas técnicas de psicometría para evaluar y entender a los empleados en profundidad, permitiendo a las organizaciones adaptar sus estrategias de recursos humanos de manera más efectiva y personalizada.

Impacto en el Desarrollo Organizacional

Una experiencia del empleado bien gestionada tiene efectos positivos directos en el desarrollo de la organización y en el logro de sus resultados. Algunos de los principales impactos incluyen:

Aumento de la Productividad: Los empleados comprometidos y satisfechos son más productivos. Un estudio de la Universidad de Warwick muestra que los empleados felices son un 12% más productivos.

Reducción de la Rotación: Las empresas que invierten en la experiencia del empleado tienen menores tasas de rotación, lo que ahorra costos significativos asociados con la contratación y formación de nuevos empleados.

Mejora de la Innovación: Un ambiente de trabajo positivo y estimulante fomenta la creatividad y la innovación, esenciales para mantener la competitividad en el mercado.

En conclusión, la experiencia del empleado es un factor determinante para el éxito organizacional. Al centrarse en áreas clave como la cultura organizacional, el ambiente de trabajo, el desarrollo profesional, el reconocimiento y el uso de tecnología adecuada, las organizaciones pueden crear un entorno que no solo atrae y retiene talento, sino que también impulsa la productividad, la innovación y el crecimiento sostenible. Las empresas que prioricen la experiencia del empleado estarán mejor posicionadas para enfrentar los desafíos del futuro y alcanzar sus objetivos estratégicos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al navegar por este sitio web, acepta nuestra política de privacidad.
Estoy de acuerdo
es_ESSpanish